Cómo desactivar todos los plugins cuando no puedes entrar al backoffice de WordPress

Un consejo muy habitual a la hora de enfrentarse a un problema grave en WordPress es el de desactivar todos los plugins instalados. ¿Por qué? Muy sencillo. En un gran número de ocasiones, el culpable de que un WordPress no funcione es un plugin en concreto. Para comprobar si esto es así, lo ideal es desactivarlos todos y ver si así se soluciona el problema. Es una tarea sencilla que se puede hacer mediante el backoffice de WordPress, pero en ocasiones, el problema te impide entrar en dicha zona. Es decir, al intentar entrar en /wp-admin, el sistema te muestra una pantalla en blanco e incluso, puede que un mensaje restringiendo el acceso al backoffice. ¿Es posible, en ese escenario, desactivar los plugins de WordPress para llevar a cabo la depuración del error? La respuesta corta es sí, y si quieres saber más, continúa leyendo el artículo.

Desactivar todos los plugins vía FTP

Existen dos maneras de desactivar los plugins de WordPress sin tener que entrar el backoffice. La primera, y más sencilla, es mediante un cliente FTP. Personalmente, te recomiendo utilizar Filezilla, un cliente FTP totalmente gratuito que ofrece multitud de prestaciones. Pero vamos, si no te adaptas, puedes utilizar cualquier otro, no hay problema.

Lo siguiente es conectarte mediante FTP a tu alojamiento para WordPress. Si no tienes ni idea de cómo empezar, te recomiendo encarecidamente que eches un vistazo a este otro artículo que escribimos hace algún tiempo y que te ayudará mucho si no has tocado nunca un cliente FTP: Cómo editar ficheros de WordPress mediante un cliente FTP.

Una vez conectado al alojamiento, entra en la carpeta wp-content y localiza el directorio plugins.

Este directorio se encarga de albergar todos los plugins de tu instalación de WordPress. Pues bien, lo que tenemos que hacer es renombrar dicho directorio para que el sistema no la reconozca. Al no saber dónde se ubican los plugins, WordPress los desactiva. Para ello, haz clic derecho encima de la carpeta plugins y selecciona la opción Renombrar. Ponle el nombre que quieras. Eso sí, intenta que sea descriptivo. Yo personalmente, suelo añadirle el sufijo ZZZ, después del nombre de la carpeta. En otras palabras, le cambio el nombre a pluginsZZZ, evidenciando que la función de este directorio está «dormida».

Ya con la carpeta plugins renombrada, vuelve al backoffice de tu web para comprobar si el error está solucionado. De ser así, me temo que el problema proviene de uno de los plugins que tienes activado. Ya solo te queda volver a renombrar la carpeta a su nombre original, realizar una copia de seguridad de los plugins que hay dentro y volverlos a subir uno a uno para saber cuál es el culpable.

Desactivar todos los plugins vía base de datos

Si no cuentas con acceso al FTP de tu sitio web, existe otra manera de desactivar todos los plugins de WordPress. Eso sí, necesitarás acceso a un gestor web de base de datos, como por ejemplo PHPMyAdmin. Este gestor suele estar instalado por defecto en el panel de control de tu alojamiento. En el caso de no ser así, consulta con tu proveedor para informarte sobre cómo acceder a la base de datos de tu web.

Una vez dentro de PHPMyAdmin, selecciona la base de datos de tu WordPress y localiza la carpeta wp_options. Es posible que si tienes configurado otro prefijo para las tablas de tu instalación, no se llame precisamente wp_options, pero se llamará XXX_options, siendo XXX el prefijo designado.

Ahora tendrás que localizar el registro cuyo valor en la columna option_name sea active_plugins. Cuando lo tengas, pulsa en la opción Editar de ese registro.

A continuación, te aparecerá una pantalla con un formulario en el que puedes editar cada uno de los campos de ese registro. Pues bien, lo que nos interesa es el campo option_value y su contenido. Para desactivar todos los plugins, el valor de ese campo debe ser este: a:0:{}. Pon ese contenido dentro del campo y pulsa en el botón Continuar para guardar los cambios.

Solo queda volver al backoffice de la web para ver si el problema está corregido.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre cómo desactivar todos los plugins cuando no puedes entrar al backoffice de WordPress. Espero que te haya gustado y, si te ha resultado útil, no dudes en compartirlo en redes sociales. ¡Nos leemos!