La importancia de la velocidad de carga en una tienda online

Las tiendas online se han vuelto una necesidad imperativa para muchos negocios, tanto aquellos que están naciendo en esta época digital, como los que se han visto obligados a reinventarse para mejorar sus ventas. Pero, ¿qué pasa cuando la página carga lenta? Que se pierden miles de posibles clientes.

Uno de los principales retos de la venta online es hacerse un hueco entre la gran cantidad de competidores que existen. Sobre todo aquellos que son mundialmente reconocidos y a quienes los usuarios siempre buscarán en primera instancia.

Por ello, se deben dar pasos firmes para llegar a lo más alto con seguridad. Aunque puede que este proceso no sea tan rápido como quisieras.

Contar con un amplio catálogo de opciones, que sean útiles para los usuarios es muy importante. Disponer de una metodología de servicio orientada al cliente, también. Tener claros los objetivos de la empresa y su filosofía de trabajo, sin duda se hace indispensable.

Sin embargo, lo más necesario para que una persona pueda hacerse con la información descrita en el párrafo anterior es que tu tienda tenga una buena velocidad de carga. Existen muchos especialistas en Internet que se encargan de ayudarte con esto, por ejemplo esta veterana empresa, pero si no reconoces el problema, difícilmente lograrás atinar a la solución.

Mejor velocidad = más visitas

¿Te has detenido a pensar cuánto tiempo eres capaz de esperar para que una página web cargue? ¿Quizás 1 o 2 segundos? Puede parecer una locura, pero es más o menos el promedio de tiempo que somos capaces de soportar en este mundo digital tan acelerado.

El hecho es que cuando un usuario se decide a ver opciones para comprar un producto, recorre unas cuantas tiendas, pero este recorrido suele durar muy poco. Es un proceso tan corto como abrir, ver rápidamente los detalles y cerrar. Si la camisa que vio en una tienda específica le llamó la atención, puede volver a echarle una segunda mirada y, quizás, a ejecutar la compra.

Esta es la mejor prueba que necesitas para darle la importancia que merece la carga rápida de tu sitio. Si no, será bastante difícil lograr un buen flujo de visitas y ventas, aunque apliques las mejores estrategias de SEO, contrates a especialistas que redacten tus fichas de productos o tengas los precios más bajos del mercado.

Elementos a considerar para aumentar la velocidad del sitio

Si te ha generado preocupación todo este asunto, pero todavía no tienes claro qué es lo que tienes que hacer, aquí tienes algunos pasos que necesitas cumplir a la brevedad posible. No te olvides que se acerca el Black Friday y las compras de Navidad, y todos desean tener sus tiendas online con un funcionamiento de 10.

El servicio de hosting

Sea cual sea la finalidad de tu página web, contar con un buen servicio de hosting es indispensable para que esta funcione óptimamente. Este aspecto tiene mucha influencia en el tiempo de respuesta de la web y ya que es necesariamente de pago, se suele buscar siempre el más barato del mercado.

Sin querer asumir que esta sea una mala práctica, lo mejor será verificar antes que el precio, las potencialidades del servidor. De esta forma se aseguran varias cuestiones positivas para la web como el tiempo que estará online, y como no, la velocidad de carga.

El plugin de caché

Son variados los plugins que se ponen a disposición de los usuarios de las plataformas para crear sitios web. La mayoría son capaces de ofrecer un elemento clave para mejorar el funcionamiento del sitio y, por ello, se recomienda su uso.

En el caso de tiendas online, un plugin de caché es muy necesario a la hora de dar velocidad a la página. Debido a que estas tienen una gran cantidad de imágenes, estos plugins ayudan a que su carga se haga más rápido.

Evidentemente, como todo en el mundo web, existen plugins que hacen una función similar y pueden ser gratuitos o de pago. En el primer caso, está WP Super Cache; en el segundo, está la opción de WP Rocket, que trabaja muy bien con Woocommerce.

El tratamiento de las imágenes

Es lógico pensar que una tienda online tenga una importante cantidad de imágenes, ya que de ellas depende en buena medida el nivel de sus ventas. A los usuarios les gusta ver y evaluar los detalles de los productos que va a comprar, a sabiendas de que es la herramienta sustitutiva de lo que se puede hacer en una tienda física.

Sin embargo, estas necesitan tener un tratamiento adecuado que permita evitar que su peso ralentice el tiempo de carga de la web. Para ello, se debe establecer el prototipo apropiado para que los usuarios tengan una visualización clara, pero cuidando de que no sea excesiva.

Otra forma es aplicar programas que puedan comprimir el peso de la imagen, y tal como ocurre con los plugin, existen algunos gratuitos y otros de pago.

Potencia la experiencia con servidores cercanos

Si la web con la que se trabaja tiene presencia internacional, conviene aplicar un método conocido como CDN. Esto permite que al momento de que una persona acceda desde otro país, la tienda online pueda realizar una carga más rápida gracias a su conectividad son el servidor más cercano.

Este es un servicio de pago, y de ahí la fiabilidad de su uso. No obstante, si deseas algo gratuito, con Cloudfare lo puedes conseguir, aunque hay que considerar que su eficiencia girará en torno al tamaño de la tienda. A mayor tamaño, se necesitan elementos más potentes.

Las pruebas de velocidad

Si no tienes muy claro el tiempo de carga de tu web o deseas estudiar los resultados de aplicar todos los pasos anteriores, existen herramientas que te permitirán medir la velocidad de carga. Una de las más utilizadas actualmente es Pingdom.

Con solo ingresar la dirección del sitio web, la herramienta iniciará un proceso de búsqueda muy específico que arrojará un informe bastante detallado de cifras y porcentajes, así como una serie de mejoras que se le pueden realizar para ayudar a una carga más rápida.

Todo esto influirá, inexorablemente en que puedas implementar las acciones correctivas para que tengas una de las tiendas online más rápidas de todo Internet. Y que los clientes puedan encontrarte fácilmente y sentirse a gusto al utilizar tus servicios.