Trucos y consejos para mejorar tus formularios de contacto

Digámoslo ya, a nadie le gusta rellenar formularios y más si son de esos que se hacen interminables. Por no hablar de los que secuestran tu sesión y no puedes ni abandonar la web hasta que termines de completar todos los campos correctamente y según el formato que el administrador de la web haya dictaminado. Podríamos decir que es uno de los mayores martirios de la web moderna, pero no tiene por qué ser así.

Con todo, los formularios de contacto son necesarios. Mediante estos elementos recopilamos información valiosa de nuestros usuarios, permiten una vía que nos comunica directamente con la comunidad, generan clientes potenciales. Por hacer un símil, podríamos decir que es el buzón de correos de nuestra casa.

En este artículo te indicaremos cómo hacer que el buzón sea atractivo para que los carteros dejen todas las cartas posibles o, en otras palabras, te mostraremos algunos trucos para que puedas mejorar tus formularios de contacto. ¿Te interesa? ¡Pues vamos allá!

Cambia el típico texto del botón «Enviar»

Todo formulario que se precie cuenta con un botón «Enviar» que realiza el submit al script PHP. Este submit envia la información de los campos del formulario al script para que la valide y la inserte en BD o la envíe por correo electrónico. Pero aunque realice la función de «enviar», no significa que el texto que contenga el botón también sea el de «Enviar». Esto transmite una falta de imaginación apabullante.

Está demostrado que frases como «Click aquí» o «Lanzar consulta», funcionan mejor que «Enviar». Si quieres ir un paso más allá, puedes informar a los usuarios sobre qué va a hacer el botón, como por ejemplo: «Consigue tu libro electrónico gratis». Todo es cuestión de ser objetivo y creativo.

Keep it simple

¿Conocéis un princio llamado KISS que se utiliza en diseño y en programación? KISS son las siglas de Keep It Simple Stupid y establece que la mayoría de sistemas funcionan mejor si se mantienen simples que si se hacen complejos. En realidad lo que quiere transmitir es que no te hagas líos, debes evitar cualquier complejidad innecesaria.

¿Como se traducimos esto a nuestros formularios? Pues simplemente tendremos que dejar exclusivamente los campos que nos resulten relevantes, eliminando los demás. Si solo quieres la dirección de correo electrónico del usuario, pide eso y nada más. Si necesitas su nombre completo y un número de teléfono, cíñete a esos campos. No hay razón para solicitar más información, especialmente si nunca la vas a utilizar.

Cuanto más corto sea el formulario, más probable será que los usuarios compartan su información contigo. Intenta solicitar solo lo que necesites y procura que los campos resultantes no sean muchos.

Ante todo, transparencia

¿Qué vas a hacer con la información que recopilas?, ¿almacenarás los correos electrónicos, números de teléfono, direcciones o cualquier otro dato personal? Informa a tu audiencia sobre lo que piensas hacer con sus datos y cómo les afectará.

Además, es muy importante que te ciñas a lo dicho. No los suscribas a un newsletter semanal, por ejemplo, si les dijiste que un representante de ventas se comunicaría con ellos.

Otro punto a destacar es que debes tener tu política de privacidad disponible y accesible, a través de un hipervínculo, justo debajo de un formulario.

Que funcione bien

El rendimiento es un gran problema a la hora de completar formularios y enviar información. Si la experiencia es lenta, con errores o no funciona, nadie va a enviar nada de nada.

Asegúrate de probar tus formularios antes de ponerlos online. Es posible que debas otro plugin distinto si el que eligiste inicialmente no funciona.

Dispositivos móviles

A veces, un formulario se verá bien en navegadores de escritorio, pero es muy posible que en el móvil se vea desordenado o desalineado. También es muy habitual que no se pueda hacer clic en los botones cuando se navega en pantallas pequeñas. Si queremos que nuestro formulario se muestre correctamente en todo tipo de dispositivos, ten en cuenta que seguramente tendrás que afrontar diversos problemas.

Asegúrate de probar el formulario en múltiples dispositivos, navegadores y plataformas.

Arriba, arriba

Mantén siempre el formulario en la parte superior de la página con otro contenido o elementos colocados estratégicamente a su alrededor. En otras palabras, el formulario debe ser el protagonista absoluto.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre trucos y consejos para mejorar tus formularios de contacto. Espero que te haya gustado y, si te ha resultado útil, no dudes en compartirlo en redes sociales. ¡Nos leemos!